Misión Naval Venezolana en España

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

CORROSIÓN: TÉCNICAS DE INSPECCIÓN DE MATERIALES. PARTE II

E-mail Imprimir PDF

Por: CC. Douglas Briceño Fiallo

        Segunda parte del artículo sobre la corrosión en los metales y las causas que la generan, así como minimizar sus consecuencias.

 


 

 

Oficial superior egresado de la Escuela Naval de Venezuela en el año 1994, con la promoción “Gran Mariscal de Ayacucho” y diplomado como licenciado en ciencias navales, mención mecánica.  Cursó estudios de post grado (Magíster en Táctica naval) en la EPAR, de la que egresó en el año 2006 con el título correspondiente. ha ocupado los diferentes cargos inherentes a su especialidad a bordo de las unidades flotantes de la ARBV, entre sus cargos mas destacados se encuentran, Jefe de Propulsoras de la Fragata ARBV “Mariscal Sucre” (F-21),  siendo su último cargo el de Jefe de la División de Ingeniería de la Fragata ARBV “Mariscal Sucre” (F-21). Actualmente se desempeña como Jefe del Área de Propulsión y Equipos de la Comisión Inspectora para los Buques de Vigilancia Litoral (CIVBVL).

 

 

 

 

 

1.3)  LÍQUIDOS PENETRANTES.

         1.3.1)  GENERALIDADES

                    La técnica de inspección de materiales mediante líquidos penetrantes es un END que se aplica en la detección de discontinuidades superficiales, principalmente grietas, en cualquier tipo de material, con la salvedad de aquellos que son muy porosos.

                    Originalmente, en esta técnica, se utilizaba petróleo o aceite y cal. Primeramente se empapaba o sumergía la pieza a examinar en aceite para que se introdujera en los agujeros o grietas superficiales. Transcurrido cierto tiempo se limpiaba y se secaba la superficie de la pieza. Por último se espolvoreaba o pintaba con cal, revelándose las fisuras por las marcas producidas en su superficie con el aceite exudado.

                     En la actualidad existen distintos procedimientos, algunos de ellos patentados, que, con el mismo fundamento del método precursor, suponen una mejora sustancial de aquel.

                    Básicamente, todos los procedimientos existentes consisten en la aplicación de líquidos o tinturas especiales sobre la superficie a inspeccionar, dejar que éstos penetren en los defectos superficiales (de ahí el nombre que recibe esta técnica), y comprobar posteriormente las huellas que deja sobre una superficie auxiliar de contacto.

                    El fundamento físico-químico de esta técnica reside en el hecho de que el líquido penetrante se introduce en las grietas y posteriormente se extrae de las mismas por efecto de la capilaridad.

                    La capilaridad es una propiedad de los líquidos que depende de los siguientes factores:

                   1)  Mojabilidad: Determina el poder de penetración del líquido. Aunque es una característica de cada líquido, depende también del tipo de material sobre el que se le aplique el líquido.

                   2)  Tensión superficial: Es una característica intrínseca de cada líquido. Junto con la mojabilidad determina el poder de penetración del líquido en cuestión.

                   3)  Viscosidad: Influye, de forma decisiva, en la velocidad de entrada del líquido en las discontinuidades superficiales. A mayor viscosidad, mayor es el tiempo necesario para que el líquido se introduzca en los poros y fisuras.

                   Además de los materiales porosos, tampoco tiene utilidad aplicar esta técnica a materiales con una gran rugosidad superficial, salvo que se efectúe un pulido de la superficie, operación que no siempre es posible realizar. Por su bajo costo y facilidad de aplicación, el uso de esta técnica está ampliamente extendido.

          1.3.2)  PROCEDIMIENTO:

                      Cualquiera de los procedimientos existentes consta de las siguientes etapas:

                      1)  Limpieza de las superficies.

                           El proceso comienza limpiando concienzudamente la superficie del material a ser estudiado. Esta superficie debe quedar libre de cualquier revestimiento o pintura.

                           En ocasiones conviene tratar la superficie a limpiar con una solución acuosa de ácido clorhídrico al 50%, a una temperatura de unos 30ºC, durante aproximadamente 10 o 15 minutos. En todos los casos, una vez que se ha limpiado la superficie, conviene esperar un tiempo prudencial para dar tiempo a que ésta se seque.

                     2)  Aplicación del líquido penetrante:  El siguiente paso es la aplicación de una capa uniforme del líquido penetrante, ya sea visible o ultravioleta. Los métodos más usados son la pulverización, pintado o inmersión.

                    3)  Espera: Una vez hecho esto, debe dejarse transcurrir un tiempo, llamado tiempo de penetración, para que el líquido penetre, por capilaridad, en las discontinuidades que existan en la superficie. Dado un líquido el tiempo de penetración depende del tamaño de las discontinuidades, el tipo de material en ensayo y de la temperatura.

                    4) Eliminación del líquido superficial: Transcurrido el tiempo pertinente, debe eliminarse todo el líquido que no ha penetrado en las discontinuidades de la superficie a inspeccionar. Esta operación puede llevarse a cabo de distintas formas, en función del carácter del líquido penetrante empleado, pudiendo utilizarse simplemente agua o disolventes especiales. La limpieza debe realizarse prestando especial atención en no disolver o eliminar también el líquido que haya penetrado en las discontinuidades. Al igual que en la operación de limpieza superficial, aquí también es necesario que la superficie quede al final completamente seca.

                    5) Aplicación del revelado: Cuando la superficie se encuentra seca y libre de cualquier resto de pintura, se recubre con un producto muy absorbente, que suele denominarse revelador, el cual extrae el líquido penetrante que se había introducido dentro de las fisuras o poros de dicha superficie, y que no pueden ser eliminadas mediante la simple limpieza efectuada en la etapa anterior.

                   6) Examen: Transcurrido un tiempo prudencial desde la aplicación del revelador, el examen de huellas, que el líquido penetrante deja sobre el mismo, indica la ubicación de las discontinuidades o los fallos del material inspeccionado. La Inspección y evaluación de las huellas puede efectuarse bajo luz natural, si se trata de penetrantes con colores visibles, o bajo algún tipo de luz especial, como luz negra, cuando se trata de líquidos penetrantes fluorescentes o ultravioletas.


       1.3.3)  CARACTERÍSTICAS DE LOS REVELADORES:

                    Los reveladores son los agentes que ponen de manifiesto los lugares donde se ha retenido penetrante por la existencia de una discontinuidad. Las funciones de un revelador son:

                    1)  Extraer el líquido penetrante de las continuidades.
                    2)  Proporcionar una base sólida sobre la que el penetrante pueda delatar la presencia de la discontinuidad.
                    3)  Proporcionar una buena definición de los contornos de las huellas.
                    4)  Formar una capa continua y fina que cubra por completo la superficie a examinar.
                    5)  Tener el fondo adecuado para que contraste el color del penetrante.
                    6) Ser estable frente al líquido penetrante y frente al medio, en un margen suficiente de temperaturas, de modo que las huellas permanezcan inalteradas el mayor tiempo posible.
                    7) Ser fácilmente aplicable y eliminable.
                    8) No ser demasiado costoso.

                    Los tipos más frecuentes o comunes de reveladores son:

                            1) Pliegos absorbentes de contacto.
                            2) Reveladores de polvo en agua.
                            3) Disoluciones acuosas.
                            4) Suspensiones de polvo en disolventes.

                   Algunos materiales de contacto utilizados como reveladores, una vez secos, forman una película que puede separarse de la pieza, registrando sobre su superficie las huellas de los efectos. Tal es el caso de ciertos barnices que, una vez secos, pueden despegarse de la superficie de la pieza en forma de película.

                   La ventaja de estos materiales, cuando el barniz es suficientemente transparente, es que, además de permitir el almacenamiento de las pruebas gráficas del ensayo, sirven como negativos fotográficos, reproduciendo exactamente la forma, posición y magnitud de los defectos.

                    Aunque en los procedimientos en los que se utiliza una tinta reveladora, suelen guardarse fotografías de los resultados del ensayo, la ventaja es utilizar materiales que pueden despegarse de la superficie, manteniendo la impresión de las huellas.


Infografía:


1. Manual de la corrosión Autor Félix Gómez de León y Diego Alcaraz Lorente.
2.http://belenos.wordpress.com/2007/12/14/la-corrosion-el-talon-de-aquiles-de-los-metales/



Notas editoriales:

1)       La MNVE habilita un espacio en la sección de publicaciones profesionales, de la página web, en el que sus miembros pueden publicar artículo técnicos destinados a difundir y compartir aprendizajes, conocimientos y experiencias con los demás miembros de la Armada venezolana.

2)       Las opiniones recogidas en el presente artículo son de la completa responsabilidad de su autor.

3)       los créditos sobre los artículos publicados son igualmente de su autor.

4)       La MNVE no se hace responsable, bajo ningún aspecto jurídico, de las opiniones y/o controversia que pudieran surgir a raíz de la publicación del presente artículo.

5)       Queda prohibida, cualquier forma de reproducción, distribución y transformación de este artículo sin contar con autorización del titular de la propiedad intelectual. La infracción del mencionado derecho puede ser constitutiva de hecho punible.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

A continuación podrá emitir un comentario sobre este artículo, o si lo desea puede escribir directamente al autor haciendo clic aqui

 

 

Última actualización el Miércoles, 26 de Noviembre de 2008 16:29