Misión Naval Venezolana en España

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

SOCIEDADES DE CLASIFICACIÓN

E-mail Imprimir PDF

Por: CC. Erick Jiménez Muñoz

 Las Sociedades de Clasificación surgen como una necesidad de armadores, constructores, gobiernos y aseguradoras, a partir del desarrollo exponencial de la industria de la navegación a mediados del siglo XVII.



Oficial egresado de la Escuela Naval de Venezuela en el año 1993, con la promoción “Libertador Simón Bolívar” y diplomado como Licenciado en Ciencias Navales. Cursó estudios de ingeniería naval en la Universidad de la Fuerza Armada Nacional (UNEFA), de donde egresó con el título correspondiente. Ha ocupado los diferentes cargos inherentes a su especialidad a bordo de las unidades flotantes de la ARBV, siendo su último desempeño como Jefe de la División de Ingeniería de la Guardacostas “Gral Morán” (GC-12). Durante cinco años ejerció como armador en el Servicio de Mantenimiento de Plataforma de la Base Naval “CA Agustín Armario”. Actualmente se desempeña como jefe de área de Acero y habitabilidad de la Comisión Inspectora para los Patrulleros de Oceánicos de Vigilancia (CIVPOV).

 

 

 

 

         Las Sociedades de Clasificación son organizaciones especializadas cuyo objetivo principal es certificar y comprobar los diversos aspectos del proyecto de un buque. Esta tarea es llevada a cabo a través de los reglamentos, los cuales son una compilación de normas que constituyen las “Reglas de Clasificación”, las cuales se revisan periódicamente, se actualizan, y además se nutren constantemente de las experiencias operativas de una gran parte de la flota mundial.

          Actualmente existen más de cincuenta organizaciones de clasificación marítima en el mundo, estando las principales agrupadas en la Asociación Internacional de Sociedades de Clasificación (IACS por sus siglas en inglés), la cual a su vez procura la estandarización de las normas. Esta Asociación es adicionalmente un órgano consultivo de la Organización Marítima Internacional (OMI).

         Las tareas de una Sociedad de Clasificación pueden agruparse fundamentalmente en cuatro fases:

                 *  Verificación del diseño global del buque.
                 *  Comprobación de la idoneidad de los materiales y equipos a emplearse.
                 *  Supervisión durante la construcción.
                 *  Supervisión durante el ciclo de vida útil de la embarcación.

         Para los proyectos de Patrulleros Oceánicos de Vigilancia de la Zona Económica Exclusiva (POVZEE) y Buques de Vigilancia de Litoral (BVL), actualmente en construcción en la empresa NAVANTIA en España, la Misión Naval Venezolana en España (MNVE) exigió y logró la inclusión de las tres primeras fases nombradas, a cargo de la Germanischer Lloyds (GL), a  pesar que la intención inicial del Astillero era abarcar solamente la primera.

          La cuarta fase inicia luego de la entrega de los buques y dependerá de la adecuación y programación de nuestros planes de mantenimiento, de acuerdo a las normas de la sociedad de clasificación, a los fines de lograr que al cabo de cinco años de servicios los buques mantengan unas óptimas condiciones y opten a la reclasificación.

          Analizando lo anteriormente descrito, se comprende que resulta una enorme ventaja contar con el apoyo de una organización especializada en certificaciones de buques, ya que se garantiza en la primera fase un elevado estándar de diseño y un análisis detallado de todos los cálculos y consideraciones principales del proyecto, y en la segunda y tercera fase una supervisión del cumplimiento de las normas. Todo esto llevado a cabo por personal especialista de diversas índoles, y atendiendo un único criterio señalado en las “Reglas de Clasificación”.

          A pesar de las notorias ventajas descritas, durante mucho tiempo se asoció la clasificación de un buque solamente como un requisito moderno para las aseguradoras de buques de pasajero y mercantes, y por lo tanto no aplicable a unidades de guerra Adicionalmente los buques de guerra manejaban con mucha reserva la información técnica de equipamiento general considerada como confidencial. Todo esto cambió a finales de la década de los noventa e inicio del 2000, iniciándose la Clasificación de Buques Militares, siendo en esto una de las pioneras el GL. Al respecto es importante acotar tres consideraciones:

          * Primero: Las Sociedades de Clasificación tienen compromisos de confidencialidad con sus clientes.

          * Segundo: La globalización, y la era informática permiten obtener desde muy diversas fuentes (proveedores, astilleros, armadores, etc.), la información técnica de la mayor parte de los equipos, considerados anteriormente como reservados.

           * Tercero y más importante: Los aspectos relativos a los sistemas de combate, armas y sensores del buque siguen estando fuera del alcance de la certificación de las Sociedades de Clasificación.

           Podemos entonces entender el gran acierto que significa que nuestras máximas autoridades exijan la clasificación y certificación de nuestros nuevos buques, debiendo procurar adaptarnos a estas modernas exigencias  a fin de trabajar desde el primer día en el cuidado de nuestras unidades a los fines de mantener la Clase y obtener sin contratiempos las reclasificaciones periódicas del GL.

          De nuevo podemos acotar con un alto grado de certeza, y mucho orgullo, que en España se están construyendo unos excelentes buques, como los merece la Armada de la República Bolivariana de Venezuela.

Notas editoriales:

1)       La MNVE habilita un espacio en la sección de publicaciones profesionales, de la página web, en el que sus miembros pueden publicar artículo técnicos destinados a difundir y compartir aprendizajes, conocimientos y experiencias con los demás miembros de la Armada venezolana.

2)       Las opiniones recogidas en el presente artículo son de la completa responsabilidad de su autor.

3)       los créditos sobre los artículos publicados son igualmente de su autor.

4)       La MNVE no se hace responsable, bajo ningún aspecto jurídico, de las opiniones y/o controversia que pudieran surgir a raíz de la publicación del presente artículo.

5)       Queda prohibida, cualquier forma de reproducción, distribución y transformación de este artículo sin contar con autorización del titular de la propiedad intelectual. La infracción del mencionado derecho puede ser constitutiva de hecho punible.

 

 A continuación podrá emitir un comentario sobre este artículo, o si lo desea puede escribir directamente al autor haciendo clic aquí

Última actualización el Lunes, 01 de Diciembre de 2008 18:14