Misión Naval Venezolana en España

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

GESTIÓN DEL AGUA DE LASTRE

E-mail Imprimir PDF

Por:  CC. Nelson Ramírez Muñoz

        La industria Naval, al transcurrir del tiempo, se ha convertido en un sector económico muy influyente en el mundo. En la actualidad involucra a un gran número de países constructores de buques, generándose con ello un incremento en las economías de los mismos, lo que ha significado para la humanidad un gran beneficio motivado a que el medio de transporte más económico para carga general sigue siendo el acuático.


Oficial egresado de la Escuela Naval de Venezuela en el año 1995, con la promoción “Gral. Rafael Urdaneta" y diplomado como Licenciado en Ciencias Navales. Actualmente se desempeña como Jefe del Área de Propulsión y Equipos de la Comisión Inspectora para los Patrulleros de Oceánicos de Vigilancia (POV).

 

 

 

 

 

           No solamente los países que producen los barcos se benefician, sino también se enriquecen los que comprarán las nuevas unidades para hacer efectivo el transporte de sus mercancías a través de los océanos. También se benefician los países que reciben a estos grandes buques con sus mercancías provenientes de otras latitudes, como es el caso de nuestro país, que se encuentra muy privilegiado por su posición geográfica y poseer importantes puertos en los que la actividad comercial es casi incesante e indetenible, sin mencionar nuestros puertos específicos para los buques que transportan hidrocarburos.

           Para poder llevar a cabo estas actividades propias de embarque de mercancía en los diferentes puertos del mundo, incluyendo los nuestros, es preciso que los diferentes buques dependiendo de las cargas que lleven, hagan efectivo un proceso de lastrado y deslastrado de agua, según sea el caso.

 

           En este proceso los buques rellenan sus tanques de lastres para mantener un trimado y/o adrizado que les permita, según sus capacidades de carga, tener la estabilidad y seguridad para la navegación, adecuada dentro de sus limites preestablecidos de diseño. También sucede en caso contrario, cuando el buque llega a puerto y tiene la necesidad de deslastrar sus aguas contenidas en sus tanques para poder llevar a cabo de forma satisfactoria y segura su misión, como puede ser la de llenar sus tanque de almacenamiento bien sea de un producto derivado de petróleo o de alimentos, etc., para llevarlos a otro destino.

 

                     

                      

                                                                                               Fuente: OMI.

           Es precisamente en este proceso cuando de forma involuntaria se produce la introducción de diferentes organismos marinos exóticos (como se muestra en la gráfica anterior), a las zonas en las que se encuentran ubicados los puertos o cercanos a ellos, produciéndose un asentamiento de estas nuevas especies en un área que es totalmente extraña para ellos, variando sus condiciones de vida, lo que las convierten en una potencial amenaza para las especies que están acostumbradas a ese habitad, afectando todo el medio ambiente y a las economías que de una u otra manera dependen de esa área.

 

            Existen miles de especies marinas que pueden ser transportadas en el agua de lastre. Se estima que alrededor de 7.000 especies diferentes están siendo transportadas, actualmente en los tanques de lastre por todo el mundo. Básicamente, cualquier cosa que sea lo bastante pequeña pasará a través de las tomas de mar y bombas destinadas al agua de lastre del buque.

 

            Estos micro-organismos, al encontrarse lejos de sus ecosistemas naturales, pueden convertirse en las especies dominantes en este nuevo entorno, eliminando las autóctonas, lo que se traduce en pérdidas económicas.

            Esto ha dado lugar a estudios sobre el tema y a la propuesta de una legislación especifica por parte de OMI1.

           Actualmente, la única legislación en vigor a nivel internacional es la Resolución OMI A.868 (20), aprobada el 27 de Noviembre de 1997, que anula a la anterior A.774 (18), en la que se establecen las directrices para el control y la gestión del agua de lastre de los buques a fin de reducir al mínimo la transferencia de organismos acuáticos perjudiciales y agentes patógenos.

           Básicamente establece que todo barco que lleve agua de lastre debe ir provisto de un plan de gestión del agua de lastre para ayudar a reducir al mínimo la transferencia de organismos acuáticos perjudiciales y agentes patógenos.

           La finalidad del plan debe ser aportar procedimientos seguros y eficaces para la gestión del agua de lastre. El plan de gestión del agua de lastre debe ser específico para cada buque y deberá incluir la documentación relativa a las operaciones del buque y comprender, entre otras cosas, la documentación relativa a la aprobación del equipo de tratamiento si lo hubiere, una indicación de los registros necesarios; y la ubicación de posibles puntos de muestreo.


Procedimientos en estudio.

           La generalidad de los métodos para combatir la transferencia de especies entre puertos está en período de investigación o desarrollo. Las gráficas nos muestran el proceso de traslado de especies contaminantes en los buques, para ello se presenta uno de los métodos que existente hasta el momento como lo es el intercambio de agua de lastre, el cual es considerado el método más práctico para el manejo del agua de lastre. Consiste en intercambiar el agua de lastre que se carga en puerto con agua procedente de alta mar.

             Básicamente hay dos maneras de intercambiar el agua de los tanques:

             1)  Método Secuencial:

                  Consiste en vaciar los tanques de lastre y rellenarlos en alta mar. Dados los cambios tan grandes que puede haber en las condiciones de carga, hay que estudiar anteriormente con mucho detenimiento la estabilidad, resistencia longitudinal y trimados en cada paso del proceso. A pesar de su eficiencia este método, no es muy recomendado ya que se introducen cargas dinámicas por las olas que pueden provocar vibraciones, esfuerzos torsionales, etc., aparece el sloshing y el efecto de superficies libres en los tanques e incluso la OMI recomienda una serie de procedimientos a cumplir para hacer efectivo este método.

 

           2)   Método de Dilución:

                 Este método se basa en llenar el fondo de los tanques de lastre de agua proveniente de alta mar y que el agua rebose por la superficie de los mismos. Para que este método sea efectivo, OMI recomienda un cambio mínimo de agua de tres (03) veces el volumen de cada tanque, soliendo ser este método el más aceptado por su simplicidad.

 

           En fecha 13 de Febrero de 2004 fue Aprobada por anuencia en la conferencia OMI celebrada en Londres la nueva Convención Internacional para el mantenimiento y control de los sedimentos y agua de lastre de los buques. Ésta, entrará en vigor doce (12) meses después de ser ratificada por 30 de sus miembros, que representen el 35% del tonelaje de buques mercantes del mundo. En la actualidad solo ha sido ratificada por de seis (06) países lo cual es el 0,62% de la flota mundial. El articulo 3, apartado 2, punto (e) de la Convención, exonera de su cumplimiento a cualquier buque de guerra, operado por un Estado.

           Es importante resaltar que diferentes Armadas del mundo ejercen y tienen control de estos procedimientos que van en detrimento del medio ambiente, para lo cual podemos nombrar a las Armadas de países hermanos como  Argentina, Brasil, Colombia, Chile, las cuales son poseedores de programas y controles de contaminación marina que controlan de forma directa.

__________________________________________________________________

1 OMI: Organización Marítima Internacional, con sede en Londres.


BIBLIOGRAFÍA:

Aguas de Lastre y Especies Invasoras, Extraído desde
http://www.ecologistasenaccion.org

El Convenio Internacional y la Gestión del Agua de Lastre, Extraído desde http://www.ambiente.gov.ar/archivos/web/PCCGDBM/File/Talleres/Lastre/Flavio.pdf

Gestión del Agua de Lastre y. Los Sedimentos de los. Buques en Puertos. Colombianos, Extraído desde http://www.dimar.mil.co/images/aplicativos/agualastre.pdf

Organización Marítima Internacional, http://www.imo.org

Protocolo de Descarga de Agua de Lastre en condiciones Excepcionales de Navegación, Extraído desde http://www.anp.com.uy/institucional/sistemasGestion/ambiental/ProtocolosyFormulario


Wikipedia. http://es.wikipedia.org.

Notas editoriales:  

1)       La MNVE habilita un espacio en la sección de publicaciones profesionales, de la página web, el que sus miembros pueden publicar artículo técnicos destinados a difundir y compartir aprendizajes, conocimientos y experiencias con los demás miembros de la Armada venezolana.

2)       Las opiniones recogidas en el presente artículo son de la completa responsabilidad de su autor.

3)       Los créditos sobre los artículos publicados son igualmente de su autor.

4)       La MNVE no se hace responsable, bajo ningún aspecto jurídico, de las opiniones y/controversia que pudieran surgir a raíz de la publicación del presente artículo.

5)       Queda prohibida, cualquier forma de reproducción, distribución y transformación de este artículo sin contar con autorización del titular de la propiedad intelectual. La infracción del mencionado derecho puede ser constitutiva de hecho punible.


A continuación podrá emitir un comentario sobre este artículo, o si lo desea puede escribir directamente al autor haciendo clic aquí

 

 

 

 

 

 

 

 

Última actualización el Viernes, 28 de Noviembre de 2008 11:38